logo Interfocus

Coaching y Formación Estratégica: Potencia la Innovación en tu Equipo

Dibujo con una gran pantalla de una profesora dando una video clase a dos alumnos. Un alumno está de pie al lado de la pantalla y otra alumna esta sentada con un portatil. Al fondo se ve el planeta tierra y una bonbilla encendida encima en la esquina superior izquierda.

A veces, las empresas no disponen del presupuesto necesario para contratar un coach que motive a sus equipos de trabajo.

En otras ocasiones, simplemente consideran que la formación es lo único que puede permitir desarrollar nuevas habilidades.

En INTERFOCUS hemos desarrollado una tercera opción que permite a las empresas beneficiarse de un programa de formación con el acompañamiento de un coach especializado en innovación.

En nuestro curso de gestión de proyectos de innovación trabajamos con tu equipo durante cinco semanas para desarrollar un proyecto que aporte valor real a tu empresa.

¿Por qué está formación aporta valor real a mi empresa?

Como todo curso, nuestra formación tiene una parte teórica que permite trabajar las habilidades más demandadas, como por ejemplo, habilidades de comunicación, gestión del conflicto o planificación del tiempo.

Sin embargo, a diferencia de otros curso, en INTERFOCUS centramos nuestros esfuerzos en tutorización de las clases y en el aprendizaje basado en proyectos.

Durante las cinco semanas que dura el curso, un coach especializado en innovación guía a los estudiantes para desarrollar un proyecto que puedan aplicar en su organización.

¿Qué hace falta para participar en esta formación?

Para que este curso de los frutos esperados, hay una serie de requisitos que debemos acordar previamente con la dirección de la empresa.

1. Estudiantes interesados en aportar innovación a su empresa

Nuestro curso está orientado para los trabajadores motivados en implementar mejoras en su puesto de trabajo.

Lo más aconsejable es comenzar dando esta formación a los trabajadores más motivados. Acabada la formación, cuando se hayan obtenido los primeros resultados, probablemente el resto de la plantilla sentirá interés en participar en el mismo programa de formación.

2. Analizar las necesidades antes de iniciar la formación

Antes de organizar la formación identificamos con la Dirección de la empresa las necesidades que necesitarían cubrir. Estos objetivos de la formación pueden ser, por ejemplo, reducir costes, abrir nuevos mercados, mejorar el clima organizacional, entre otros.

Sin embargo, aunque Dirección fije los objetivos, finalmente serán los propios estudiantes los que identifiquen las necesidades reales y los que determinen en que tipo de proyecto quieren trabajar.

Por ejemplo, el objetivo de la dirección es mejorar la motivación de sus empleados. Sin embargo, los estudiantes al analizar la situación determinan que lo que se necesita mejorar es la evaluación de su desempeño.

3. Planificación adecuada para realizar el curso

El estudiante debe de disponer de tiempo suficiente para poder realizar las tareas.

Las videoclases están diseñadas para verse u oírse durante los trayectos al trabajo. Sin embargo, la clave de este curso es dedicar tiempo a la parte práctica. Por ello, recomendamos que la empresa facilite al trabajador 30 minutos diarios de su jornada laboral para realizar los ejercicios y participar en los foros.

4. Objetivos estratégicos y programa de compensaciones

Los trabajadores son los que mejor conocen las necesidades de su empresa.

Esta formación está tutorizada por un coach para ayudar a encontrar soluciones creativas a problemas reales de la organización.

Las soluciones que en ocasiones plantean nuestros estudiantes son realmente beneficiosas para la empresa. Por lo tanto, la empresa debe estar preparada para compensar a sus trabajadores en caso de que las soluciones planteadas aporten un valor significativo a los objetivos estratégicos de la organización.

Formación bonificada

Al tratarse de un curso personalizado y con plazas limitadas, sólo trabajamos con empresas interesadas en estimular la innovación entre sus empleados.

Esta formación tiene el añadido de que se puede bonificar a través de la FUNDAE. Esta bonificación aplica para las empresas que cotizan en España.

El importe disponible para gastar en la formación dependerá de las características de la empresa y del crédito acumulado.

Para que nuestros clientes puedan beneficiarse de esta bonificación, en INTERFOCUS colaboramos con una gestoría española especializada en tramitar las bonificaciones con la FUNDAE.

Si quieres saber más sobre nuestro curso puedes visitar nuestra web formación en gestión de proyectos de innovación.

También puedes dejarnos tus comentarios. ¿Conocías la formación basada en proyectos?¿Qué te parece la idea de que sean los propios empleados los que busquen soluciones a los retos a los que se enfrenta la organización?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres contactar con Interfocus?