logo Interfocus

Cómo mejorar el trabajo en equipo: descubre los 9 roles básicos de los equipos de alto rendimiento

Dibujo con cinco personas trabajando en equipo en una mesa

Cuando las personas conseguimos coordinarnos y trabajar en equipo, somos capaces de desarrollar soluciones innovadoras para resolver los problemas.

Según los psicólogos Larson y LaFasto, los equipos son un grupo de personas que se coordinan para conseguir un objetivo común. Por lo tanto, tenemos que considerar a los equipos como un tipo especial de grupo.

¿Cuándo es necesario crear un equipo de trabajo?

Dependiendo del tipo de trabajo que tengamos que realizar necesitaremos un grupo de trabajo o un equipo. Por lo tanto, el primer paso es identificar qué objetivo queremos conseguir.

Si nuestro objetivo es conseguir una solución innovadora, entonces necesitaremos un equipo. Si por el contrario, necesitamos realizar una tarea bien definida, en este caso necesitaremos un grupo de trabajo.

La diferencia entre grupo de trabajo y equipo es muy sutil. Sin embargo, hay dos características que son exclusivas de los equipos:

  • Los miembros del equipo asumen su responsabilidad sobre el proyecto y toman las decisiones por sí mismos.
  • Los equipos se suelen crear para conseguir un objetivo concreto y tienen una duración limitada en el tiempo.

¿Cómo crear un equipo de alto rendimiento en el trabajo?

Si ya tenemos claro que necesitamos un equipo para buscar una solución innovadora a un problema o para desarrollar un nuevo producto, ahora el objetivo debe ser formar un equipo equilibrado.

El psicólogo Belbin desarrolló una metodología muy utilizada para crear equipos de alto rendimiento que consiste en asignar roles dependiendo de los rasgos de personalidad.

A continuación detallamos los distintos roles con sus fortalezas y debilidades.

El cerebro

Este rol es creativo e imaginativo. Suele ser perfecto para resolver problemas difíciles.

  • Debilidades admisibles: suele ignorar los detalles.
  • Debilidades no admisibles: puede tener fijación por una idea pese a que la cooperación con los otros miembros del equipo daría mejores resultados.

El investigador de recursos

Este rol suele ser extrovertido, entusiasta y comunicativo. Suele ser el rol perfecto para explorar oportunidades y desarrollar una buena red de contactos.

  • Debilidades admisibles: a veces puede resultar demasiado optimista y puede perder el interés una vez agotado el entusiasmo inicial.
  • Debilidades no admisibles: pueden llegar a decepcionar a los clientes al negarse a dar seguimiento a los acuerdos alcanzados.

El coordinador

Este rol suele ser maduro, seguro de sí mismo y buen moderador. Es el rol perfecto para aclarar las metas y promover la toma de decisiones. Este rol suele ser muy bueno delegando tareas y distribuyendo la carga de trabajo.

  • Debilidades admisibles: puede percibirse como un poco manipulador. Puede delegar tareas personales
  • Debilidades no admisibles: atribuirse a sí mismo el mérito del equipo.

El impulsor

Este rol es dinámico y retador. Se crece ante la presión. Tiene la capacidad de motivar y el coraje para superar los obstáculos.

  • Debilidades admisibles: puede provocar y a veces puede herir los sentimientos de los otros miembros del equipo.
  • Debilidades no admisibles: puede mostrar incapacidad para reconducir una situación con buen humor o con una disculpa.

El monitor o evaluador

Este rol suele ser sobrio, estratégico y perspicaz. Es capaz de ver todas las opciones y suele juzgar adecuadamente.

  • Debilidades admisibles: carece de la motivación y habilidad para inspirar a los otros. Puede resultar excesivamente crítico.
  • Debilidades no admisibles: mostrar cinismo sin ninguna lógica

El Cohesionador

Esta persona es cooperativa, templada, perceptiva y diplomática. Sabe escuchar y construye buenas relaciones dentro del equipo. Suele evitar la fricción y es perfecto para “calmar las aguas”.

  • Debilidades admisibles: puede resultar indeciso en situaciones críticas. Suele ser fácilmente influenciable.
  • Debilidades no admisibles: evitar situaciones que impliquen presión.

El implementador

Este rol suele ser disciplinado y confiable. También es conservador y eficiente. Es capaz de convertir las ideas en acciones prácticas.

  • Debilidades admisibles: puede resultar algo inflexible y lento al responder a nuevas posibilidades.
  • Debilidades no admisibles: obstaculizar el proceso de cambio.

El finalizador

Este perfil es cuidadoso, concienzudo y puede ser un poco ansioso. Es bueno buscando errores y omisiones. Se caracteriza por cumplir lo prometido a tiempo.

  • Debilidades admisibles: tiende a preocuparse demasiado. Es reticente a delegar. Puede ser algo quisquilloso.
  • Debilidades no admisibles: comportamiento obsesivo.

El especialista

Este rol suele ser resuelto, autodirigido y comprometido. Proporciona conocimiento experto y habilidades difíciles de encontrar.

  • Debilidades admisibles: contribuye sólo en un ámbito limitado. Se detiene demasiado en tecnicismos. Pasa por alto el panorama general.
  • Debilidades no admisibles: ignorar factores ajenos a la propia tarea que está realizando.

¿Cómo repartir los roles?

No hay un “tamaño ideal” para un equipo de trabajo. El tamaño óptimo dependerá del tipo de proyecto.

Si nuestro equipo es de tres personas, lo normal es que cada miembro del equipo asuma dos roles diferentes. Lo importante es que el equipo esté compuesto por los distintos roles.

Un equipo equilibrado estará mejor preparado para alcanzar los objetivos en menos tiempo.

Formación bonificada para trabajar con tu equipo

En INTEFOCUS hemos preparado un curso para trabajar con las herramientas utilizadas por los equipos de alto rendimiento.

Durante el curso, un coach acompaña a los estudiantes para aprender a trabajar en equipos virtuales. Nuestro objetivo es que nuestros estudiantes se familiaricen con las metodologías ágiles y desarrollen un proyecto de innovación que aporte valor real a su empresa.

Durante las 5 semanas que dura el curso, también trabajamos estrategias para mejorar la comunicación, gestionar el conflicto. El objetivo es comprender cómo funcionan las dinámicas de grupo dentro de los equipos.

Al ofrecer nuestro curso como formación bonificada incluimos en nuestros servicios la tramitación de la bonificación con la Fundae.

Si quieres saber más sobre nuestro curso de gestión de proyectos de innovación puedes visitar nuestra web o contactarnos directamente a través de nuestro formulario.

También nos gustaría leerte en los comentarios ¿Alguna vez has trabajado en equipo teniendo en cuenta los distintos roles?¿Te interesaría saber más sobre como funcionan los equipos de alto rendimiento?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres contactar con Interfocus?