logo Interfocus

Descubre los 3 pasos que debes seguir para Gestionar un Conflicto en tu Equipo

Dibujo con dos empleados tirando de los extremos opuestos de una cuerda y un lider en medio intentando gestionar el conflicto

Si diriges un equipo va a ser inevitable que tengas que gestionar los conflictos que surgen entre tus empleados.

Los motivos pueden ser muchos y la cuestión no es saber si va a haber un conflicto, lo importante es detectarlo a tiempo y reaccionar para evitar que la situación escale.

En nuestras sesiones de coaching recomendamos a nuestros clientes que vean el conflicto como una oportunidad para aprender y salir reforzados.

Si quieres saber cómo el coaching puede ayudarte a gestión tu equipo, este artículo puede interesarte: Guía Completa para pasar de jefe a Coach.

Cosas que debes tener en cuenta para abordar un Conflicto en tu Equipo

La gestión del conflicto puede parecer complicada al principio, pero cuanto antes intervengas, mejor podrás gestionarlo.

Si hay una disputa a causa de una tarea, el primer paso es separar rápidamente a la persona de la conducta. El error se debe a una confusión y no a que la persona no sea capaz de hacer la tarea.

Los conflictos asociados a la tarea pueden desembocar en soluciones creativas, sin embargo, los conflictos asociados a la persona sólo generan resentimiento y ansias de revancha.

Una buena estrategia para abordar el conflicto es exponer cómo ha afectado el comportamiento de ambas partes al trabajo y, después, céntrate en el problema específico que ha provocado el conflicto.

Tu labor como líder es exponer los argumentos de ambas partes sin tomar parte y sin resolver el problema por ellos. Lo mejor que puedes hacer es animar a las personas implicadas a resolver el problema por sí mismas.

Ya hemos identificado el problema y …ahora, ¿qué?

Una vez preparado el terreno, estos son lo pasos que debes de seguir para gestionar en el conflicto entre estos miembros de tu equipo.

Paso 1: no hay que sacar conclusiones precipitadas

Cuando surja un conflicto en el equipo no saques conclusiones precipitadas. Comprueba bien los hechos, sobre todo si los empleados están acusando mutuamente de algo.

Si alguien ha cometido un error, no lo penalices. Expón las causas que han conducido a esta persona a cometer un error y explica que cualquiera en su caso podría haber hecho lo mismo.

Si el error lo has cometido tú, debes reconocerlo. Este gesto de humildad hará que tu equipo te valore como una persona honesta y les motivará a buscar soluciones.

En ocasiones el conflicto está asociado a mucha carga emocional. En este caso es mejor dejar pasar un poco de tiempo hasta que las partes en conflicto se calmen.

Sin embargo, no dejes pasar demasiado tiempo antes de abordar el problema.

Paso 2: buscar una solución válida para ambas partes

Una vez que tus empleados hayan expuesto sus posiciones, debes resumir la situación sin dar la razón a ninguna de las partes.

En este punto hay que tener “mucha mano izquierda” para que las partes en conflicto comprendan qué ha ido mal y por qué. En este paso hay que mostrar empatía por todas las partes implicadas.

Si todas las partes tiene la posibilidad exponer libremente sus puntos de vista, será más fácil disculparse y seguir adelante.

En tu posición de líder es muy importante que cuando definas un conflicto te muestres lo más imparcial posible, incluso si tú mismo estás implicado. Cualquier favoritismo solo servirá para sembrar la semilla de nuevos conflictos.

Paso 3: volver a la normalidad

Cuando hayas conseguido que tu equipo reflexione sobre la situación y hayan consensuado una solución, el siguiente paso es agradecerles su esfuerzo y establecer una pauta que permita prevenir que esta situación se vuelva a repetir.

Es recomendable que hagas un seguimiento de la situación durante las próximas semanas y que confirmes que tus empleados vuelven a trabajar con normalidad.

Conclusión

La gestión del conflicto es un tema recurrente en nuestras sesiones de coaching. Saber gestionar el conflicto es básico para poder trabajar en equipo y alcanzar los objetivos establecidos.

En nuestra formación bonificada para empresas incluimos técnicas para gestionar el conflicto. Este es el primer paso para que los propios empleados sepan detectar las situaciones conflictivas y las aborden de forma constructiva. Si quieres saber más sobre nuestro curso de gestión de proyectos de emprendimiento puedes visitar nuestra web: Curso de gestión de proyectos de innovación.

Ahora el turno es para ti, ¿Cómo gestionas el conflicto en tu equipo?¿Crees que la estrategia de este artículo te puede ayudar a afrontar mejor los conflictos? Te leemos en los comentarios.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres contactar con Interfocus?