logo Interfocus

Potencia tu Productividad: Domina el Método Pomodoro para Mejorar tu Enfoque y Rendimiento

Dibujo de una mujer de pelo negro y largo sentada en un escritorio con un portatil y un móvil en la mano. Detrás a la derecha tiene una lista que dice "focus" con una serie de tareas. Detrás a la izquierda tieen una campana con una larma y un reloj marcando las 8 en punto

En nuestra rutina diaria recibimos un flujo constante de información. Sin embargo, de todos estos estímulos sólo somos capaces de procesar una parte y es aquí donde nuestra capacidad de atención juega un papel fundamental.

Antes de explicar cómo mejorar nuestra atención y concentración, es necesario explicar la diferencia que hay entre atención selectiva, atención dividida y la atención sostenida.

Descubre los Tipos de Atención y Maximiza tu Rendimiento

La atención selectiva nos permite y filtrar la información relevante e inhibir la información irrelevante.

La atención dividida consiste en repartir nuestra atención entre 2 o más actividades que se están realizando de forma simultánea. Esto es lo que popularmente se conoce como multitarea.

La atención sostenida es la capacidad de mantener activa nuestra atención y permanecer alerta durante periodos largos de tiempo. En este artículo vamos a hablar de cómo mejorar nuestra atención sostenida

La Curva de Atención: conócela para Mejorar tu Enfoque y Productividad

Las tareas complejas requieren que mantengamos nuestra atención durante todo el proceso para poder obtener los resultados esperados.

Para ello es imprescindible enfocarse en nuestro objetivo y crear un contexto donde los distractores no puedan interferir. Por ejemplo, poniendo el móvil en modo avión.

La psicología ha estudiado los procesos atencionales para poder mejorar las tareas que requieren atención sostenida. Por ejemplo, en las unidades UCI de los hospitales o los controladores aéreos.

Los experimentos llevados a cabo tanto en laboratorios como en contextos naturales han demostrado que nuestra atención se mantiene constante durante los primeros minutos.

Sin embargo, a media que va pasando el tiempo nuestra capacidad de atención va disminuyendo progresivamente, hasta que pasados unos 30 minutos nuestra capacidad de atención cae bruscamente.

“Nuestra capacidad de atención decrece bruscamente pasados 30 minutos”

La investigación ha demostrado que pasados los 30 minutos se comienzan a registrar los errores u omisiones.

Esta caída brusca de nuestra capacidad de concentración es lo que se conoce en psicología como “decremento de la vigilancia”

Estrategias para mantener nuestra atención en la tarea

Teniendo en cuenta cómo funciona nuestra capacidad de atención, si queremos trabajar profundamente en un tema complejo, podemos utilizar el método pomodoro.

El método pomodoro fue descubierto por el italiano Francesco Cirillo en los años 80.

Francesco necesitaba mantener atención para estudiar los temarios de la universidad y para poder trabajar decidió programarse pequeños descansos para no agotarse.

Para saber cuándo debía tomarse el descanso, Francesco se programaba las alarmas con un reloj de cocina en forma de tomate. Y de ahí el nombre de este método, pomodoro significa tomate en italiano.

La idea básica de este método es programar periodos de tiempo (pomodoros) en los que vamos a concentrarnos profundamente para terminar una tarea. Durante el pomodoro sólo podemos trabajar en esa tarea para hacerla lo mejor posible.

La duración del pomodoro suele ser de 15 minutos, pero puede ajustarse a nuestras necesidades. Por ejemplo, si tienes problemas para concentrarte, lo mejor en comenzar con pomodoros de 10 minutos y luego ir incrementando el tiempo. Sin embargo, se recomienda no realizar pomodoros de más de 20 minutos.

Tras cada pomodoro hay que hacer un descanso de 5 minutos. Durante estos cinco minutos nos podemos dar una vuelta por la habitación o beber un poco de agua. Durante los descansos no es recomendable consultar el móvil.

Una vez hechos 3 ó 4 pomodoros seguidos, hay que hacer un descanso más largo de unos 15 minutos. Acabado este ciclo, se comienza desde el principio.

¿Cómo aplicar el método pomodoro?

Para aplicar el método pomodoro recomendamos seguir estos pasos:

  • Identificar la tarea en la que se quiere trabajar y dividirla en subtareas para poderlas terminar en un pomodoro.
  • Retirar todos los distractores de la zona de trabajo y avisar en nuestro entorno que no se nos puede interrumpir durante unas horas.
  • Decidir que “recompensa” nos vamos a dar cuando lleguemos al descanso largo tras acabar la serie de pomodoros.
  • Establecer cómo vamos a medir los pomodoros. Puede ser con un reloj o con una App. Si usas una App recuerda poner el móvil en modo avión.

En nuestras sesiones de coaching ejecutivo solemos recomendar a nuestros coachees herramientas como estas para aumentar el rendimiento y reducir la carga de estrés.

Si necesitas un acompañamiento más personalizado, nuestros coaches pueden ayudarte a fijar objetivos y a fijar la estrategia para conseguirlos. Puedes leer sobre nuestros servicios de coaching en nuestras web: servicios de coaching para mejorar tu rendimiento.

También puedes contactarnos a través de nuestro formulario o dejar tus comentarios en la web. ¿Qué piensas de este método? ¿Crees que puede ayudarte a mejorar tu rendimiento?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres contactar con Interfocus?