logo Interfocus

Un buen trabajo: Cómo todos salen ganando en las empresas comprometidas con el bienestar laboral

Dibujo de un hombre feliz que va a trabajar en una ciudad en la que hay empresas sostenibles

Las personas adultas dedicamos gran parte de la semana a nuestro trabajo. De hecho, el trabajo es la actividad que ocupa la mayor parte de nuestro tiempo y energía durante el día.

Necesitamos trabajar para ganar dinero. Sin embargo, la experiencia laboral va mucho más allá que el simple intercambio de tiempo por dinero.

Muchas personas tienen sentimientos encontrados acerca de sus trabajos. Los llamados estudios de la lotería han demostrado que alrededor del 70% de las personas seguirían trabajando, aunque se pudiesen permitir el lujo de no tener que trabajar.

Consejos para encontrar empleo en un campo que te apasione

Las personas podemos enfocar la actividad laboral de tres maneras diferentes:

  • Un trabajo: En este caso se encuentran las personas que se centran en los beneficios materiales. Es decir, trabajan por dinero. Este tipo de personas tienen sus intereses fuera del ámbito laboral y se sienten satisfechos realizando otras actividades.
  • Una carrera profesional: estas personas trabajan para avanzar y crecer dentro de la organización. El avance en la carrera trae consigo una mayor autoestima y una posición social más alta.
  • Una vocación: estas personas disfrutan con su trabajo. El trabajo es un fin en sí mismo y se asocia con la creencia de que su trabajo contribuye al bien común.

Esta perspectiva del trabajo es optimista y no hay que ser ingenuo. No todos los trabajos son buenos y no se puede permitir trabajar en cualquier tipo de condiciones.

El coaching para empresas ayuda a las organizaciones a hacer el trabajo más humano y gratificante para que sea beneficioso para las personas y aumente la motivación de los equipos de trabajo.

Si quieres saber más sobre cómo funciona el coaching de equipos, este artículo puede interesarte: Construyendo Innovación: Cómo la metodología LEGO® Serious Play® mejora la resolución de problemas en la empresa.

El concepto de buen trabajo

El psicólogo Gardner analizó el concepto “buen trabajo” para poder implementarlo en las organizaciones.

Encontrar un buen trabajo es difícil. Las organizaciones presionan a sus empleados para mantener los costes bajos y los beneficios altos.

Esta situación hace que los trabajadores acaben “tomando atajos” y realizando un trabajo comprometido que acaba socavando los valores fundamentales del oficio o profesión. Por ejemplo, cuando un fontanero que utiliza materiales de calidad inferior o cuando un abogado factura más horas las necesarias a un cliente.

Para hacer un buen trabajo, el trabajador debe hacer lo que se crea que es correcto, incluso si se corre el riesgo de no cumplir con un objetivo. Esta forma de trabajar motiva a los otros miembros del equipo a interiorizar estos valores.

Si los empleados se comprometen realmente por realizar bien su trabajo, la propia organización acabará integrando estos valores en su práctica diaria.

Los empleados tienen el poder de definir lo que se consideran como buen trabajo y de transformar un mal trabajo en uno bueno.

En este proceso de cambio, el liderazgo juega un papel importante. Si quieres leer más sobre liderazgo, este artículo puede interesarte: Coaching Ejecutivo: Guía Completa para pasar de jefe a Coach.

Alinear objetivos y fomentar el buen trabajo

Cuando la dirección de la empresa, los trabajadores de la organización y los stakeholders apuntan en la misma dirección, se reduce el conflicto, la incertidumbre y aumenta la calidad en el trabajo.

El buen trabajo genera riqueza en las organizaciones pero, sobre todo, permite a las personas desarrollar y poner en valor sus habilidades.

Un buen trabajo tiene un impacto muy positivo en la vida de las personas y permite establecer un compromiso entre el trabajador y la empresa que estimula la motivación y favorece la resiliencia de las organizaciones.

Conclusión

Actualmente, las empresas están haciendo un gran esfuerzo para atraer y retener a los mejores trabajadores. Sin embargo, para retener a un buen trabajador, hay que ofrecer un buen trabajo.

Un buen trabajo es aquel que permite a la persona realizar su actividad con los máximos estándares de calidad en un contexto en el que la persona pueda desarrollar todo su potencial.

Esta perspectiva tiene un impacto muy importante en la productividad y el rendimiento de los equipos de trabajo.

Las planificaciones estratégicas de la empresas cada vez incluyen más mejoras para fomentar entornos de trabajo saludables donde los empleados se sientan parte de la organización.

En nuestras sesiones de coaching para empresas ayudamos a fijar la cultura de buen trabajo. Si quieres saber más sobre servicios de coaching puedes visitar nuestra web: coaching innovación.

También puedes contactarnos a través de nuestro formulario o dejarnos tus comentarios a continuación. Estaremos encantados de responderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres contactar con Interfocus?